Seleccionar página

Generalmente las personas tienen un concepto muy errado de lo que significa ser un emprendedor exitoso. La realidad es que vivimos en un mundo cada vez más competitivo gracias al internet y las redes sociales. Los consumidores nos hemos vuelto más exigentes y tenemos acceso a la información en tiempo real, lo cual nos brinda el poder de tomar decisiones de una forma más rápida. Y no importa que tan única sea nuestra idea, en dos semanas vamos a tener a 5 competidores diferentes ofreciendo lo mismo que nosotros en precios mucho mas bajos con tal de ganar cuota de mercado.

La realidad no es bonita, pero nos permite prepararnos para la batalla que tenemos que enfrentar si lo que realmente deseamos es vivir de nuestras ideas. Es por esa razón que antes de que usted empiece a emprender en un nuevo proyecto, le doy como consejo que analice los siguientes puntos:

¿Tiene un plan de negocio?

Un plan de negocios le puede salvar muchos dolores de cabeza y dinero. Generalmente todo emprendedor comienza con un simple sueño, pero son pocos los que realmente plasman ese sueño en objetivos financieros claros que les permitan trabajar con metas mensuales para garantizar la rentabilidad de su negocio a lo largo del tiempo. También funciona como una guía para todas aquellas personas que se vayan sumando al proyecto, creando la cultura organizacional de nuestro negocio de una forma más natural. Así que antes de comenzar cualquier cosa, invierta su tiempo en diseñar un correcto plan de negocios para ver qué tan rentable es su idea y que recursos va necesitar para llevarla a cabo.

¿Cuál es su oferta de valor?

A menos de usted sea una celebridad que puede hacer que muchas personas consuman su producto o servicio debido a su nombre le aconsejo que busque ese diferenciador de sus competidores que le permita captar la atención y lealtad de su nicho de mercado. Las personas necesitan ser enamoradas, y muchos están dispuestos a pagar un extra a cambio de ese elemento extra que su marca le pueda ofrecer.

Investigue bien antes de tirarse al agua

¿Ya sabe quienes son sus competidores? ¿Ya conoce la cantidad de personas que pueden comprar su producto o servicio?¿Cuál es su punto de equilibrio?¿Qué tan maduro está su nicho de mercado?¿Existe la tecnología adecuada para automatizar procesos internos que ayuden a la experiencia de las personas?. Le aseguro que si no hace su tarea correctamente, su billetera lo va resentir en un periodo de tiempo muy corto.

¿Vale la pena arriesgarse solo o necesita socios?

Las sociedades pueden ser una forma fácil de arrancar un proyecto, y en la mayoría de los casos una formula perfecta para el fracaso. Sí va solo usted asume todo el riesgo pero tiene libertad, mientras que una sociedad puede llegar a convertirse en un arma de doble filo a lo largo del tiempo. Mi consejo es que siempre trate a toda costa de hacerlo solo, pero si necesita de socios para arrancar, es mejor dejar todo bien estipulado en papel. Y como regla general nunca hacerlo con familia ni amigos cercanos, es un hecho que la relación se va perder.

Quienes confirman su fuerza de trabajo?

A menos de usted tenga un bachillerato o una licenciatura en administración, contabilidad, marketing o finanzas, le sugiero que busque la forma de subcontratar a estas personas y las agregue dentro de plan de negocios. Al principio todos pensamos que podemos cumplir con todos estas labores, pero la realidad es cuando la máquina esta caminando, nos damos cuenta que un día de 24 horas no es suficiente para cumplir con todas estas tareas. Una buena empresa es la que puede funcionar sin su dueño, por lo que contrate sus debilidades y enfoques en sus fortalezas para que el negocio pueda caminar.